Desarrollo personal

LA CULPABILIDAD Y LA PREOCUPACIÓN

“Sentirte mal o preocuparte no cambiara un hecho pasado o futuro”

Una de las emociones más inútiles que vivimos es la culpabilidad y la preocupación, una es por hechos del pasado, hechos que ya no podemos cambiar y la preocupación por el futuro, por cosas que al final no sabemos qué van a suceder.

Nuestra energía se desgasta pensando, en preocupándonos, en sentirnos mal por situaciones que no podemos controlar.

Perdemos nuestro momento presente, la oportunidad de estar en el aquí y en el ahora por pensar en comportamientos o situaciones pasadas o por preocuparnos por cosas que no han pasado. Una va dirigida hacia el pasado y otra hacia el futuro. Ambas te mantienen inquieta/o en tu presente.

En muchas ocasiones hemos pasado por algunas de estas dos emociones, incluso las dos.

LA CULPABILIDAD

Somos muchos los que hemos sentido culpa, fijados en situaciones del pasado, molestos o avergonzados por algo que hicimos, sentimos, dijimos o por cosas que no hicimos y gastamos momentos del presente por sentirnos de esta manera.

Nuestra cultura trabaja con la culpa, si no sientes culpa por algo que hiciste o dijiste, esta incorrecto, según eso eres inhumano por no sentir culpa, y es una emoción muy inútil porque no ganas nada sintiéndote así. Nada cambiara si te sientes o no culpable.

No solo te vas a sentir mal o incomodo, puede ocurrir que te lleve a la depresión por pensar tanto y sentir culpa por algo ya ocurrido.

Una cosa muy diferente es pensar en nuestro pasado para aprender de nuestros errores, y evitar la repetición de eso que consideramos que no fue lo correcto.

Es sano aprender de nuestros errores y necesario para nuestro crecimiento personal. Es muy diferente al sentirnos culpables por algo, porque esta emoción te angustia, no logras sentirte bien, no es sano, y créeme que sintiéndote culpable no vas a resolver tu problema.

El origen de la culpabilidad

Hay dos maneras de que la culpa forme parte de nuestra vida, la primera es en nuestra infancia, cuando desde muy pequeños hacemos algo que es mal visto por los adultos. La segunda manera es cuando es auto impuesta, cuando se infringe una norma moral, esto puede pasar por que queremos vivir complaciendo o ser aprobados por autoridades o personas a nuestro alrededor.

culpabilidad y preocupación

Podemos desear que las cosas no hubieran pasado como sucedieron, pero la verdad es que no está en nuestra manos modificar la historia y no podemos hacer nada al respecto, lo que si podemos hacer es cambiar nuestra actitud y nuestros pensamientos frente a la culpa.

Si sientes culpa por X cosa, y siempre haces lo mismo, entonces procura no hacer eso de nuevo para que no te sientas así. Pero también hay que tener claro que puedes aprender a disfrutar del placer que trae hacer lo que te gusta, claro está, sin perjudicar a alguien más. Como por ejemplo comer algo rico, dormir hasta tarde, no ir al gimnasio, llorar en público, Etc.

Razones para no desperdiciar tu presente por la culpabilidad.

Gastas tu tiempo pensando en situaciones del pasado, y pierdes tu tiempo presente en vez de aprovecharlo en hacer actividades provechosas. Pensando en el pasado malgastas tu tiempo e impide que trabajes en ti, en tu crecimiento personal y en lo que hay que mejorar.

Piensas tanto en lo que pudiste o no pudiste haber hecho, que pierdes la responsabilidad de tus acciones y la oportunidad de cambiarte a ti mismo. Es más fácil tener sentimientos de culpa que hacerte responsable de tus acciones.

La culpa es una manera de transferir la responsabilidad de tus acciones hacia los demás. Es más fácil enojarse y enfocarse en los otros, que dirigir esa atención hacia a ti.

Algunas maneras de eliminar la culpabilidad
  • Date cuenta que el pasado no puede modificarse y cambiar, lo que paso ya paso y no se puede hacer nada al respecto sobre eso. Recuerda esta afirmación: “Mi sentimiento de culpabilidad no cambiará el pasado ni hará que yo sea una mejor persona”
  • Pregúntate que estas evitando o dejando de vivir en el presente por pensar en el pasado. Sintiéndote así no cambiara esa acción del pasado.
  • Hay que empezar a aceptar esas cosas que nosotros mismos hacemos para sentirnos culpable. Si te sientes culpable por algo acéptalo y cámbialo.
  • No necesitas la aprobación de nadie, recuerda que solo necesitas tu aprobación.
  • Haz una lista de situaciones en las que te has sentido o sientes culpable y observa si te sientes así por valores impuestos por los demás o realmente son valores tuyos.
  • Cuando te sientas culpable anotalo en un cuaderno para que te des cuenta que acción, con qué persona y cuando sientes esta emoción.
  • Hay que estar atento, cuando te sientas culpable analiza si es una manipulación de los demás para hacerte sentirte mal. Para hacer esto, es primordial poner límites con tu familia o persona cercanas, para que las personas no tengan la oportunidad de manipularte. Cuando traten de hacerte sentir culpable, déjale claro a la persona que es decisión suya si quiere sentirse mal por algo que no está en tu control.
  • En ocasiones vivimos o escuchamos cuando los padres manipulan diciéndoles a sus hijos cosas como, si te vas de la casa o del país me voy a enfermar, yo te cuide siempre y ahora te vas. Etc. A esto me refiero a la manipulación que hacen los demás para hacernos sentir culpables, para esto es esencial que dejemos claro nuestra decisión y hacer evidente el comportamiento de la persona para que no suceda en el futuro.

LA PREOCUPACIÓN.

Preocuparte por el futuro no servirá de nada, por más que te preocupes no cambiaras nada. Hay que saber diferenciar entre la preocupación con el hacer planes o tener metas hacia el futuro.

No podemos confundir la preocupación y hacer planes, tener sueños a mediano o largo plazo con la preocupación. Cuando tienes planes hacia el futuro, tu presente debe contribuir hacia eso que deseas en tu vida, te moviliza día a día a que trabajes para eso, para mejorar tu vida. Cuando es preocupación inmoviliza tu presente por algo que pueda suceder en el futuro.

Ni un solo momento de preocupación logrará cambiar o mejorar las cosas, has pensando si tu preocupación ha servido de algo para cambiar eso que tanto te angustia o angustiaba? Crees que preocupándote cambiara algo de historia? Va hacer algo diferente en tu vida?

Te digo que si preocupándote va hacer que lo que quieres llegue a tu vida, hazlo, pero eso no va a suceder.

Malgastamos miles de horas y días preocupándonos por cosas que están fuera de nuestro control, las cosas no van hacer diferentes por más que nos preocupemos.

Muchas veces nos preocupamos mucho por algo que tenemos que hacer, un viaje, una noticia, una presentación, y al final no sucede nada de lo que pensamos o imaginamos. Incluso todo sale muy bien y toda nuestra preocupación no sirvió de nada.

Lista de preocupaciones

Tu trabajo

Viajar en avión

Tus hijos

Tu economía

La vejez

Familia

Hablar en público

Salud

Padres

Razones para no desperdiciar tu presente por la preocupación

Cuando nos preocupamos malgastamos nuestro tiempo, nos preocupamos por el futuro dejando a un lado las dificultades que tenemos en nuestro presente. Lo que necesitamos resolver no lo hacemos por estar pensando en que pasará.

Las preocupaciones pueden causar dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda. Etc.

Debido a la preocupación te mantienes inactivo, la angustia que trae consigo no te permite ser una persona activa, las preocupaciones impiden que vivas tu vida.

Maneras de eliminar la preocupación
  • Cuando sientas que te estas preocupando por algo, busca hacer actividades que necesiten de toda tu atención, como montar bicicleta, disfrutar con tu familia, hablar con alguien, hacer ejercicio.
  • Reconoce que el preocuparte no sirve nada, cuando suceda eso, pregúntate; lograré cambiar algo como resultado de mi preocupación?
  • Si es muy difícil para ti al inicio dejar de preocuparte puedes optar por hacer este ejercicio. Separa un tiempo para preocuparte. Es decir, dedica 10 minutos, dos veces al día para preocuparte, así crearas la habilidad de controlar tus pensamientos, poco a poco hasta que te des cuenta del tiempo que pierdes haciendo eso y así lo eliminaras completamente de tu vida.
  • Haz una lista de las cosas que te preocupan, incluso las que te preocuparon anteriormente y verifica si las preocupaciones hicieron algo por ti o funcionaron para algo.
  • Cuando sientas que te vas a preocupar, pregúntate que será lo peor que te podría suceder si sucede eso y qué posibilidades hay de que ocurran.
  • Enfrenta tus miedos y tus pensamientos de temor hacia eso que tanto te preocupa. Si te da miedo hablar en público hazlo!
Cómo eliminar la culpabilidad de tu vida

Vivir en el aquí y ahora, es la clave para sentirte bien. No logramos que las cosas cambien con sentirnos culpables por algo que paso, no podemos retroceder el tiempo. Tampoco lo hará preocupándonos por cosas que no han sucedido y lo más seguro es que no sucedan como lo imaginamos, no cambia de nada sentirnos así, no desperdicies tus momentos presentes por eso. La culpabilidad y las preocupación son inútiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *