Psicología

¿Por qué ir a terapia psicológica?

“La psicoterapia es una confrontación con uno mismo, donde más que una lucha, ha de haber una reconciliación.”

Viktor Frankl

Muchas veces nos preguntamos que es la terapia psicológica, por que ir, o frases como yo no estoy loca (o). Hay muchos prejuicios sobre la terapia psicológica sin realmente conocer de qué se trata, o el porque es importante para nuestra salud mental y que beneficios trae a nuestras vidas.

Primero que todo, debo de aclarar que todas las personas necesitamos terapia psicológica, y es que hablar de nuestros malestares psicológicos y emocionales con un profesional esta bien, hay que romper con todos los estigmas que hay sobre la psicoterapia.

Todos en algún momento hemos pasado por un mal momento de nuestra vida. Para sanar y cuidar nuestra salud mental hay que sacarlo, organizarlo, observarlo y así reparar lo que nos sirve. Quedarnos solo con lo que nos hace bien para nuestra vida.

Somos los responsables de nuestra vida, y pasamos nuestra vida queriendo que algo cambie, que se transforme, pero evadiendo nuestras emociones o evadiendo las situaciones por la que hemos pasado.

Uno de los riesgos de evadir e ignorar nuestras emociones y lo que nos sucede en nuestro interior es el afectar nuestra salud mental. Como consecuencia puede aparecer la depresión, la neurosis, la dependencia, sufrimiento, amargura. Etc,

Razones para ir a terapia psicologica
La terapia psicológica es el primer paso de amor propio.

Pasamos nuestra vida queriendo a que mejore, que nuestras relaciones de pareja y familia cambien, a encontrar un sentido a la vida, un propósito, a no buscar el mismo tipo de pareja, a no sentirnos tristes el mayor tiempo de nuestra vida Etc.

Y es que nuestra mente nos sabotea constantemente, siempre tenemos excusas y miedos para salir de la zona de confort, queremos siempre lo conocido, y nuestra mente también lo quiere.

Mil excusas vamos a encontrar; no tengo dinero, eso no sirve, yo no necesito, eso es para locos, no quiero hablar de mis cosas, el otro año empiezo… Hay miles de excusas que vamos a encontrar para transformar nuestra vida. Y es que hay que ser VALIENTE para que tomemos la decisión de transformar y enfrentarnos a todo lo que no queremos ver.

Miles de veces vamos al médico, porque nos enfermamos, porque sentimos un dolor, o simplemente un chequeo médico, a que solo nos revise para saber que todo está bien, pero NO LO HACEMOS CON NUESTRA SALUD MENTAL, no vamos para que nos hagan un chequeo a nuestra salud mental porque simplemente no le damos la importancia que necesita.

La psicoterapia es un momento para ti, paras tus emociones, es un regalo que tú mismo te das, piensas en ti y es que si mientras lees esto piensas que no la necesitas, es un mecanismo de defensa, si, un mecanismo que tu mente y tú se impone para hacerte creer que no la necesitas, para que no tengas que entrar, buscar y encontrar eso que tu mente no quiere trabajar, aceptar y remover.

Es un mecanismo que utilizas para defenderte de tus emociones y sentimientos porque una vez lo hagas, todas tus emociones, situaciones y vivencias salen a flote, te vuelves consciente de ellas, y ocurre dolor, tristeza porque estaban dormidas. Cuando las enfrentas traen dolor y eso es lo que tu mente no quiere y por eso las adormece.

El darse cuenta y ser consciente de tus emociones y de tu interior, es entrar a la vulnerabilidad, y para ser vulnerable hay que ser VALIENTE. Y es que una vez enfrentes tus asuntos pendientes, notaras la transformación en tu vida.

No todos están dispuestos a eso, a enfrentar eso que evaden constantemente, suprimiendo sus emociones, no pensar en “eso”, evadiendo conflictos internos, salir con mis amigos para no pensar en eso, ir a bailar para no angustiarme. Y es que no todo se arregla “pensando en otra cosa” o con pensamientos positivos.

Mi experiencia con la terapia

Me costó mucho tiempo iniciar terapia, siempre rondaba en mi cabeza que quería y debía ir, soy psicóloga y quería ir antes de terminar la universidad. Era tanta mi resistencia y mecanismos por enfrentar mis emociones y asuntos pendientes que una vez pague la cita por adelantado y no fui. O no tenía dinero para ir pero si tenía para comprarme algo, salir y gastar en comida, objetos. Etc. Pero no tenía para invertir en mí y en mi bienestar

Hace mucho tiempo venia sintiéndome triste sin ninguna razón, me despertaba un día cualquiera y me sentía triste y no sabía por qué (era una resistencia). Después se me pasaba pero volvía a lo mismo. Sabía que la necesitaba porque ya era consciente de mis malestares emocionales, la verdad estaba cansada de sentirme como sentía, quería sentirme diferente.Todo lo que somos es por algún motivo de nuestra vida, algo de nuestra infancia, adolescencia o un suceso que paso en el transcurso de nuestra vida sin resolver.

No era congruente con mi comportamiento, por que era diferente a lo que pensaba y lo que sentía, y es que es allí, donde se desarrolla el conflicto, por no hay congruencia entre lo que sientes, piensas y tus acciones.

En este sentido, luego del conflicto se desencadena la neurosis que es la tristeza, malgenio, no ser creativo, no ser autentico, no disfrutar de la vida. Etc. Como parte natural de tu vida en tu día día. Luego de la neurosis aparece la enfermedad, que se puede presentar tanto mental, emocional o física.

“El cuerpo grita lo que la boca calla”

Sabía que debía de devolverme a asuntos pendientes sin resolver de mi vida, y era a lo que más temía. Mi mente me jugaba a diario con miles de resistencias.

Un día logre tomar la decisión, algo que tenía claro es que yo era la responsable de mi vida, nadie más. Así que empecé la aventura de altos y bajos. Inicialmente fueron 5 meses de terapia cada 8 días sin falta, sin parar. Es que cuando inicie me comprometí tanto conmigo, y es que iniciar es un demostración de amor propio.

Para esto debes de tomar la decisión, comprometerte contigo, creer en ti y ser paciente. Debes de tener claro que eres tú, quien hace el trabajo, tú eres la persona que debe de hacer la transformación, tu terapeuta te acompaña en este camino libre y autentico pero tú eres el responsable de transformar ese camino.

En dos ocasiones sentí que la terapia no estaba funcionando.Que no me servía, pero era otra vez mi mente queriendo jugar conmigo, era de nuevo mi resistencia que no quería seguir siendo descubierta. Yo misma estaba saboteando todo el trabajo que había logrado hasta ese momento. Que era recordando y sintiendo emociones cada vez que miraba dentro de mí.

Pero sabía que era mi mente, y mis mecanismos que me querían defender de eso, sin embargo sabía que ya habían estado antes y era solo auto saboteo de mi trabajo interno, así que seguía y me daba cuenta que efectivamente eran mecanismos de defensa.

Es importante que esto y todo lo demás se lo comuniques a tu terapeuta, para que sepa cómo te sientes y pueda comprenderte y de esta manera trabajar en eso.

La terapia es como querer limpiar una closet, lleno de ropa sucia, nueva, rota, vieja, de toda clase de ropa; pequeña, grande, de color, blanca Etc. Se va sacando toda la ropa, se limpia el closet y se empieza a clasificar la ropa, cual es la ropa para lavar, para botar, para coser y para volver a doblar y guardarla.

Asimismo, pasa con nuestras experiencias. Revisamos en terapia cuales sirven, cuales debemos dejar ir y sanar, cuales debemos de reparar y organizarla otra vez en nuestro closet, que es nuestra mente.

Al final puedo decir que fue de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, es el mejor regalo que pude haberme dado y como dije, es una gran demostración de amor propio.

Es un trabajo de toda la vida. Así consideres que no tengas algo puntual por el cual trabajar, siempre es bueno poder poner en palabras el como te sientes, como te sentiste un día normal, que te causo tristeza, dolor, amargura, malgenio. Etc.

Y puedes volver las veces que quieras, y lo necesites, lo importante es no dejar tu trabajo inconcluso. Por que recuerda que es una resistencia de ti mismo para no enfrentar tus emociones y poder seguir evadiendo.

El camino a la felicidad no es recto

En terapia tampoco en la excepción. Es un camino de altos y bajos. Al final encontraras el mayor premio, que es estar en paz contigo mismo. La felicidad del auto descubrimiento que no tiene precio. Es buscar dentro de ti. Vibra con lo bueno, y con lo malo. Somos seres humanos y está mal invalidar nuestras emociones. Incluso las que creemos que debemos de eliminar de nuestra vida, según la nueva tendencia del positivismo.

Hay que sentir nuestras emociones, ser conscientes de ellas y vivirlas, no está bien reprimirlas. Claro está, sin irnos al extremo de que nuestras emociones controlen nuestra vida, de que la tristeza o el enojo sean parte de nuestro día a día, es decir, todos los días, por un largo tiempo o como parte normal de nuestra vida. Por que allí estaría afectando nuestra salud mental y es peligroso para nosotros.

Cuánto cuesta una sesión de terapia psicológica?

Puedes encontrar desde 15 dólares hasta unos 60 dólares o más, eso depende de tu país, del psicólogo Etc.

Recuerda: No todo se arregla con pensamientos positivos, coaching o astrología. Se puede utilizar como una ayuda, pasatiempo o por algún motivo en específico. Sin embargo, esto NO reemplaza la terapia psicológica. NUNCA.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *