Desarrollo personal

Encuentra un propósito

En algún momento nos hemos sentido perdidos, confundidos, sin un sentido de vida, sin saber qué hacer con nuestro tiempo, nuestros días… nuestra vida. Queriendo encontrar un propósito y crear un plan de vida.

Nuestro propósito es un constante cuestionamiento, nos preocupamos por no saber qué hacer, o hacia dónde dirigirnos, o por el contrario no querer hacer nada por que estamos «bien» donde y como estamos, sin embargo, no somos felices.

El propósito o nuestro plan de vida puede ir cambiando o transformándose a lo largo de la vida o a medida que vamos cumpliendo pequeñas o grandes metas y objetivos. Así como nosotrxs cambiamos, nuestras metas y proyectos también lo hacen.

Cuál es mi propósito en la vida?

Primero es necesario, que nos cuestionemos realmente donde queremos estar en 3, 5, 10 años. Estoy feliz con vida actual? Que me gusta hacer? Que me apasiona? Estas son algunas de las preguntas necesarias para encontrar nuestro propósito, crear nuestro proyecto y plan de vida. Y que en algún momento hay que hacerlas (muchas veces) para enfocarnos, replantearnos y organizar nuestra vida.

Y son preguntas que nos debemos de hacer para ser conscientes de nosotrxs mismos y de nuestra vida. De que tomemos consciencia de cuál es el camino que queremos tomar, y por que lo hacemos.

¿Mi vida es un reflejo de las opiniones de los demás? de mis padres, familia, amigos? O realmente he hecho lo que he querido y soñado?

A mí me costó tiempo encontrar cual era mi propósito, y aunque siempre lo supe, la aceleración del día a día, sin cuestionarme, las rutinas diarias, me hizo alejar de mi sueño/propósito, pero poco a poco pude llegar a él, enfocarme, comprometerme conmigo y ser responsable de mi vida.

Trabaje durante 5 años en un empleo que no era feliz, llegaba a mi casa a llorar. Cuando salía a vacaciones lloraba faltando un día para entrar de nuevo y esto pasaba por que no estaba haciendo lo que realmente quería y soñaba.

Es normal que sintamos miedo si vamos hacer un cambio o hacer algo nuevo en nuestra vida, hacer algo diferente, porque estamos cómodos en ese lugar o situación y salir de la zona de confort requiere valentina, por que vas a estar y ser vulnerable a lo que pueda pasar. Vamos a experimentar diferentes situaciones que son normales al enfrentarnos a algo nuevo y desconocido.

Una vez conectes contigo y con tu interior vas a encontrar tu propósito, realmente con eso que sueñas hacer.

Cómo encontrar tu propósito de vida

Qué es un propósito?

Es el deseo de cumplir algo en específico con determinación, un objetivo que se quiere y se pretende alcanzar y que va acorde con la realidad y la vida en la que queremos estar.

Es importante que tengamos propósitos en nuestra vida, ya que de esta manera vamos a diseñar un plan que va ir acorde con lo que queremos lograr, en este caso vamos a direccionar nuestras intenciones, acciones, pensamientos y nuestro enfoque para alcanzar nuestro objetivo.

Por lo tanto, si no lo tenemos no vamos actuar enfocados hacia ninguna meta. Es decir, que nuestras acciones no van a tener una intención, una finalidad. En ese caso nuestra vida no tiene rumbo, vivimos el día a día sin tener claro que queremos o hacia donde queremos llegar, y al final nuestra vida acaba sin haber hecho algo que de verdad hayamos soñado, querido, aprendido, y de sentir la satisfacción de haberlo cumplido.

Es decir, vivir con propósitos es hallar un sentido de vida. Es ese algo que nos hace estar vivos y querer estarlo, es conectarnos con esa experiencia que queremos vivir.

Sigue estos pasos:

1. Conecta contigo. Una de las formas para conectar contigo es escucharte. Debes cuestionarte. La mejor forma es tener un cuaderno, donde escribas tus intenciones y propósitos que quieras manifestar, cuál es la vida que sueñas, cuáles son tus sueños, que es lo quieres alcanzar a corto, mediano y largo plazo, y de esta manera identificar qué acciones te alejan y te acercan a lo que deseas manifestar. Tener un cuaderno donde anotes tus ideas es una guía para ti, asimismo facilitará el seguimiento de tus intenciones y tendrás un soporte para saber cuánto has trabajado para ello.

2. El Para que: En este punto debes tener claro el para qué quieres cumplir ese sueño. meta, objetivo, proyecto o propósito, que te lleva realmente a querer lograrlo. Asimismo hay que cuestionarse si realmente tu propósito o meta está influenciado por la sociedad, tu familia o alguien más.

Que sentirás al haberlo cumplido? donde te llevará? que aprenderás? te encontrarás en un lugar mejor que tu presente?

3. Motivación: Aquí es importante saber que te motiva a ir detrás de esa meta, es algo que debas querer realmente, ya que la motivación hace parte del camino, es la que te va hacer perseverar y persistir cuando las cosas no salen como esperamos o como queremos.

4. Que te gusta hacer: Puedes hacer una lista que te permita identificar qué actividades llaman tu atención, que te gusta hacer o que te gustaría hacer. Qué es eso que tanto has querido. Cómo te gustaría que fuera tu vida.

5. Que te apasiona: Que preferirías hacer durante tu vida, incluso si no recibieras ningún pago por hacerlo?

6. Como te gustaría verte en 10 años: Es esencial visualizarnos, ya que de esta manera nuestras acciones van a estar enfocadas, es decir, tendrás claro que vas a realizar y que no, que cosas te alejan de aquello que quieres. Cuando tienes claro dónde quieres estar, tu vida, tu vibración, energía y acciones van a estar dirigidas y enfocadas hacia ese propósito. Teniendo en cuenta que pueden cambiar durante nuestra vida, y está bien, por que nuestros gustos, aspiraciones van cambiando con nosotrxs.

¿Cómo diseñar el plan para cumplir tus propósitos y sueños?

1. Intención: Primero debes tener claro que es lo que deseas, debes tener la intención de hacer un cambio en tu vida y de actuar para que tu propósito se vuelva una realidad.

2. Analiza tu situación actual: Donde te encuentras en este momento, después de saber qué quieres lograr, analiza si tu situación te aleja o te acerca a tu propósito, de ser así, debes de iniciar cambios.

3. Diseñar: Diseña que acciones debes de realizar para lograr tu propósito, diseña un plan, sin es necesario pone fechas para que se vuelvan pequeños objetivos que te acerquen a tu objetivo.

4. Organizar: Después de que diseñes tu plan para lograr tu meta u objetivo, debes de organizarlo, para esto es importante que lo escribas, puede ser en un Word, Excel o en cuaderno. Lo podemos tener en nuestra mente, pero sigue estando en el aire. Escribiendo y plasmando las ideas podemos verlo de una forma global, teniendo en cuenta todos los aspectos.

5. Planificar: Pequeñas metas que te acerquen a tu propósito. Planifica día a día que debes hacer para lograrlo, divide tu propósito en pequeñas acciones que te acerquen cada vez más.

6. Actúa: Realiza acciones por más pequeñas que sean que vayan alineadas a tu meta, y a lo que tienes en mente, que te acerquen a lo que quieres. Recuerda que para manifestar tus deseos debes de trabajar para que así sea.

7. Visualiza: Visualiza tu sueño todos los días y siente tal cual como si ya fuera realidad, siente la sensación en tu cuerpo, que pensamientos tendrías al materializar tu propósito? donde estarías? imagínate en el lugar, y siente la emociones que sentirías en este momento; felicidad, gratitud, amor, satisfacción, orgullo Etc.

8.  Agradece: Por cada logro, acción que te lleva más a tu sueño. Agradece como si ya fuera realidad, en el momento presente. Ejem: Gracias por mi nuevo trabajo, Gracias por mi emprendimiento, Gracias por este viaje Etc,

9. Determinación y compromiso: Realmente trabajamos para cumplir nuestros propósitos? O esperamos que se manifiesten sin trabajar por ellos?

Creemos que con solo quererlos va a llegar a nuestra vida, y no es así, debemos saber, que cuando tenemos un propósito, objetivo o sueño, debemos trabajar día a día para llegar a el.

Comprométete contigo, tu eres responsable de tu vida y de tus decisiones, si quieres un cambio en tu vida debes de actuar. Nadie va hacerlo por ti.

Para manifestar tus sueños siente e imagina que son realidad.

Si en el camino hacia un propósito/sueño no sale tan cual queremos, no debemos de desanimarnos. Y si las cosas no salen como queremos no quiere decir que no van a pasar, buscamos otras opciones, otra forma de lograrlo.

No podemos tener el control de todo, debemos soltar la necesidad de que todo salga como nosotros lo necesitamos o queremos.

En cualquier momento del año puedes iniciar con un propósito/sueño, meta, proyecto u objetivo. Cada vez que logres algo, va hacer una motivación para seguir creciendo y cada vez tus aspiraciones van hacer más altas. Y confiaras más en ti.

5 Comments

  • Sarahi

    Definitivo son muchas y muy buenas ideas solo que como ejemplo si esto involucra a más personas difícilmente puedes obligarlas a que hagan lo que tú quieres.

    • admin

      Hola Sarahi, tienes razón, no podemos obligar a alguien que nos ayude en algo, sin embargo, podemos hablar con estas personas para que nos ayuden de una u otra forma en nuestro propósito. Si alguna no puede, lo intentamos con otra. Y lo más importante debemos confiar, saber que merecemos cumplir nuestro propósito y poco a poco las cosas se van dando.

  • Camila

    Hola! Estoy súper de acuerdo con lo que pones. Yo hasta hace unos meses no sabía que quería hacer con mi vida, sentía que solo estaba dándole gusto a mi mamá pero experimentando con distintas cosas encontré mi pasión y me di cuenta que me encanta el marketing digital y ahora tengo un blog que me hace muy feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.